martes, 3 de febrero de 2009

... Mañana es para siempre ...

.


Está como de hueva contar las cosas que me pasan en el trabajo porque nadie de ahí viene a husmear La Galleta ni nadie de ustedes jicotillos trabaja donde yo, así que no entenderían si digo:

"qué tranza labanda"

"cámara ñero"

"que se mueran los gais de gripa y de sida"

"en este momento se me ha agotado el agua de fruta anacardiácea caballero"

"que digo amigo"

"Dulce Reséndiz"

Cosas que hacen cajetear de la risa a mis amiguitos laborales no tienen sentido fuera del trabajo laboral del laburo (¿de quién me acordé?).

Mañana veré a muchas viejas guapas y otras muchas más que creen que lo son (porque son ciegas, taradas o no tienen vergüenza). Hay casting en la oficina y estoy aquí escribiendo este remedo de post. La verdad no quiero llegar a mi casa. El rumeit renegado que vive en la sala tiene todo hecho un desmadre, ya le dijimos, exigimos y vuelto a demandar que deje de mamar y arregle su cuchitril. Ya se va, el quince de febrero a más tardar debe estar fuera. Nos quedamos los tres rumeits más o menos ordenados y píos (notar que es casa di'ombres, así que no se hagan muchas ilusiones).

No le digan a nadie que tengo que cuidar mi reputación de altanero, precioso y orgulloso; hoy me sentí feo. Físicamente feo. Llevo un mes sin rasurarme y el mismo tiempo sin cortarme el pelo, a diferencia de noviembre cuando estaba inmerso en un proceso creativo que me costó sangre y semen, hoy no tengo nada que me inspire a sacar lo mejor de mí. Me siento como un obrero que hace lo que se le indica que haga, nada más ni nada menos. A causa de la tos pedí a la luna volverme emo, en realidad no quería reírme porque cuando lo hacía tosía interminablemente y en ese freak-show en que se ha convertido el canal, no pasa un segundo sin que alguien haga alguna pendejada pendeja y me cague de la risa. Y tosa como chacuaco.

Pero me sentí feo. Por más que traté de erguir la espalda, las contínuas horas nalga en el cómodo sillón negro han hecho mella y dejé de intentarlo. Me resigné a encorvarme, hoy por lo menos. Mi pelo afro se va para todos lados y la decisión de dejármelo crecer hasta que las rastas se hagan solas se tambaleó. No soporté la visión que me devolvían los cristales de los autos. Me cagó especialmente la gente y más me caga el hecho de que mañana tengo llamado a las seis a.m. para un casting.

Lo cual me lleva al origen de todo esto. Mañana hay casting y hoy me siento feo. Nunca me siento inseguro alrededor de las mujeres, ni siquiera ante las que fácilmente podrían pasar como diosas de cualquier religión escandinava. Me intimida la esencia, no la presencia. Y la esencia es imposible de ver de primera intención, así que no me preocupa estar en un lugar rodeado de mujeres hermosas (y hombres, pos ya que, pero esos no me gustan, yo no le voy al américa). Pero hace un momento caí en la cuenta de que me siento feo; sé que soy un sol, no hay necesidad de que me lo digan, mas si como me siento me veo, ya me chingué.

Luego pensé: '¿Para qué quiero verme bello? Pues porque lo soy. Ajá, pero ¿para qué quieres que mujeres piensen que eres bello? Porque la verdad no puede ni debe ser ocultada. Ajá, pero ¿tú qué ganas con que ellas sepan la verdad? Y ahí ya no tuve respuesta'.

Ya me acordé de otra cosa que iba a escribir. Siempre he sido malísimo para descubrir los coqueteos. Por ejemplo:

1. Platicaba con una realizadora y le decía que anoche ví una película en mi laptop. Me preguntó si tenía una mesa para la compu a lo que contesté que no, que la veía con la lap recargada en mi pecho. Después ella me dijo que la invitara a ver una película.

2. La paisa me dijo que soñó conmigo en la cama, pero que yo le decía que no quería que dejara a su novio y sus planes de boda por mí.

3. Tal vez la paisa no se quede a trabajar en la empresa y me dijo que me extrañaría mientras me apretaba el brazo fuerte con sus dedos de uñas pintadas de negro oscuro. (Ok, me parece que estoy viendo demasiada poca televisión).

4. Una pelirroja escocesa en la playa ... too much.

No hay mucho más que decir.

La extraño, eso es todo.

La soledad es una puta mierda.



¡¡¡ letem bi lait !!!

4 comentarios:

la chida de la historia dijo...

jajajajajajajajajajajajajaja!!!

Eres un SOLECITO!!!!

Me vale madres que te enojes porque te lo diga...

sí, eres lindo!... aunque una rasurada y un corte de pelo en definitiva te harían ver mejor... pero qué te preocupa, papito?... esos ojos lo logran todo!!

Ahora que si puedes darte una bañadita, también ayudaría!...

SONSO!!... me hiciste reír pero al mismo tiempo me dieron ganas de darte un gran abrazo!...

Ya podemos hablar?

Se te quiere, solecito!...

(bezito)

Ella dijo...

Ya sé! La soledad es una puta mierda, lo se lo sé!!
Ahh.. estúpidas mujeres guapas eh! jaja.. besitii

Rosada dijo...

El niño ha salido pretencioso, y modesto.

Al menos tu jornada laboral es entretenida, pero eso si... echate colirio no vaya a ser que de tanto mirar viejas pases ratisimo sin pestañear y se te resequen los ojos, jeje...

Y bueno, yo tambien estaba ausente de la galleta de vainilla, pero es que cuando uno es responsable y trabaja descuida ciertas cosas, pero heme aquí volví..

Y sobre san valentín, ya seremos 2 los metidos en cama, mirando el techo, si quieres puedo hacerte compañia msnera o twittera esa noche..LOL.

Un abrazo inmenso.

Asgard dijo...

tu tranquilo, la soledad es chida, solo se nececita un poco de valemadrismo...!

Related Posts with Thumbnails

... Gracias Dios por los dones que voy a recibir ...