domingo, 18 de mayo de 2008

PELANDO LA BANANA. Crónicas Pueriles. Volumen II.

Soy mayor que mi único hermano (bueeeno, esa sería otra historia y tendría que ser contada en otra ocasión) por 4 años y 18 días exactamente.

Photobucket



Cuando nació yo estaba en el kínder. No tengo recuerdo alguno de mi madre embarazada y tampoco recuerdo el haberme preguntado el porqué de la ausencia de mi mamá por una semana de la casa.

El kínder al que iba estaba a dos cuadras y media de casa de mis abuelos. Que era la casa de toda la familia. A nuestra casa sólo íbamos a dormir, el resto del tiempo lo pasábamos en la casa granpaterna. Mi abuela iba siempre por mí a la escuelita y caminábamos esa gran distancia juntos de la mano. Ella con su falda larga, sus zapatos bajos y su pelo cano; y yo con mi pelo escurrido, mis zapatitos negros de charol y mi overol rojo.

Una frase me viene a la mente: "Lo ves abuela, te equivocaste, Andresito me volvió a pegar hoy". No sé quien rayos es Andresito ni porqué me pegaba (tal vez fue en la cabeza y por eso no lo recuerdo). Bah, seguramente me lo merecería y si nos encontráramos igual y me vuelve a partir la madre.

En fin, prometo más historias del kínder pronto.

Un día mi abuela no fue por mí, sino dos hermanas de mi abuelo. En un volkswagen rojo cajeta. Me fui con ellas y cuando llegamos a casa:

-Mira bicho, es tu hermanito César.
-Está chistoso,como que está rojo.
-Si porque tiene tres días de nacido.
-¡Ahora somos tres hombres y una mujer!


Como todas las historias de hermanos la mía no es diferente. Amor filial apache ¿¿¿???




César no fue a trabajar ayer al bar porque salió con unos amigos. Yo lo cubrí. Pero en la madrugada llegó a la casa muy golpeado, con la cara raspada y una herida en la mano que sangraba mucho. Sin dinero y sin celular nuevo.

Cosas que pasan y que pinche coraje cuando le pasa a uno.





Parte de esta serie:




¡¡¡ letem bi lait !!!

4 comentarios:

Catuta dijo...

Wena historia, quedé con ganas de saber cositas de tu paso por el kinder.

Amor de hermanos, creo saber de qué se trata, en especial cuanod eres la menor y sientes cómo te cuida tu enojona hermana mayor...

Una vez me pasó eso de llegar a casa con golpes y sin mi cell nuevo ni plata para comprar pan...
No sabría cómo describir lo que sentí en esos momentos, creo que fue frustración, miedo y shock...

Lo bueno de eso es que aprendí a andar con plata en los calcetines...

AtHiNyA dijo...

Sacatelas babuchas, pobre tu hermano! Pobre Andresito, si supieras porqué te golpeaba tal vez el diminutivo no vendria!! Jamas me han asaltado, que lo haya notado.. Sólo una vez volvi a mi casa sin cartera, pero igual me la robaron, igual la perdí, aunque que maldita impotencia se ha de sentir- Saludos a tu hermano, que ojala sea bien distinto a ti, por su bien!! :)

AtHiNyA dijo...

Ahora
por dormir
tu nuevo nombre es:
LA TOSTADA DE LIMON!!
TURURUR. REDOBLEEESS

una mujer en apuros dijo...

¡¡¡ME ENCANTA LA BANANA!!!

Pero a poco no... uno por los hermanos lo que sea!...

Te imagino con tu overol rojo y tus zapatitos de charol...ahh qué lindo!

Pero entiendo de lo que hablas... Yo tengo 4 hermanas y un hermano después de mí... y aunque a ratos los odio... la neta que son mi vida.....

Inche andresito, tu dime y le ponemos una maraca....¿como ves?

Besos harrrtos, ya extrañaba!

Related Posts with Thumbnails

... Gracias Dios por los dones que voy a recibir ...