martes, 14 de julio de 2009

... Honest crap ...

.


En medio de mis cavilaciones ancestrales del corazón y los sentidos, de pronto me siento perdido entre pensamientos tan felices y augurantes que dan miedo, miedo rico del que da ganas de correr pero en la dirección correcta.

La cosa esa espantosa conocida como me al cuadrado me ha atacado gracias a: jajaja nel, romperé las reglas y no diré quién, ni pegaré ninguna horrible imagen (que no haya sido hecha por mí) aquí. ¡Pos' éstos!

Tengo que escribir diez cosas honestas sobre mí. Como si jamás lo hubiera hecho. Bueeeeh. Ya qué, me quejo tanto que hasta parece que tengo muchísimas ganas de hacerlo, ahi va ...


Uno.
Procuro con toda mi fuerza de voluntad (con sus honrosas excepciones) no contestar en el messenger a los que se ponen sin conexión o no conectados. Me caga la madre, aunque debo confesar que algunas veces me pongo sin conexión, pero precisamente es porque no quiero hablar con nadie, pero quiero que me avise cuando me llega un correo o cuando se conecta alguien con quien sí quiero charlar, entonces me pongo online. Y me chingo, porque tampoco es chido ignorar a la gente que te habla.

Dos.
Jamás, hasta hoy, he puesto un pie dentro de un Starbucks. No sé lo que venden ni me sé los tamaños ni los precios. Sólo sé que son ridículamente caros y estúpidamente deliciosos por referencias que me han dado. No soy jipi ni antiimperialista. Simplemente nadie me ha invitado y a mí no se me ha ocurrido llevar a alguna date a un Starbucks. ¡Dios! Quienes me leen saben que soy todo menos un izquierdosoide-reniega-de-todo. Bueno, sí, pero jamás contra el capitalismo, oh no.

Tres.
No me gusta manejar. Me estreso, me enojo, miento madres y grito a los demás autos. Sufro de furia del volante. Cuando tenía auto, lo usaba únicamente para llevar el equipo cuando teníamos una grabación en locación o algún evento, pero jamás para ir de la casa a la oficina. Ahora que orgullosamente formo parte de la cofradía de peatones, de la chusma, de la tribuna de sol, me doy cuenta de lo dependiente que se vuelve uno sin ruedas. Pero mi tranquilidad y mi paz interior (a ese respecto, ejem) bien que lo vale.

Cuatro.
Soy buenísimo en ajedrez. Le parto la madre a cualquiera que se atreva a retarme. Menos a Pável mi cuate de la secundaria, que es actuario y además es una riata con los números. Y en el billar. Bah.

Cinco.
Cosas simples me hacen feliz. Una llamada, un mensaje, una sonrisa, un beso, un parpadeo, una mirada, una palabra. Sin embargo, la falta de eso mismo puede hacer que mi vida se convierta en un infierno viviente. Soy paranoico y aprehensivo cuando algo me importa. Al mismo tiempo, mi miedo permanente es que mi aprehensión arruine todo lo que es perfecto.

Seis.
Mi mamá dice que odio a las mujeres, que mi misoginia es un reflejo de todo el resentimiento que le tengo por arruinarme la vida. Bueno, eso dice ella pero yo no lo creo. No a menos que un profesional competente lo diagnostique. Y hablando de eso, he ido a tres psicoanalistas en la vida por diferentes razones. La muerte de mi padre, la lejanía en una relación significativa y la indecisión vocacional. De los tres psicoanalistas, uno está muerto, otra se retiró de la clínica para dedicarse a la cátedra y el tercero desapareció misteriosamente y nadie nunca supo de él, quizá está muerto también, o vuelto loco por tantos y tantos problemas ajenos.

Siete.
He estado con más mujeres de las que quizá debería, pero no tantas como muchos piensan. El verdadero número es tan irrelevante como la gran mayoría de ellas, las que en realidad guardo en la memoria y en el corazón se cuentan con los dedos de una mano. Oh, se leyó feo eso ...

Ocho.
Aunque se me pueda acusar de tal, odio sobremanera la presunción. Sobre todo entre quienes considero son inmerecedores de presumir. Es cierto que a todo ser humano le asiste el derecho de manifestarse de la manera en que mejor le plazca. Pero derecho no es igual a obligación. Quizá tienen el derecho pero carecen del conocimiento. Pueden tener todo el derecho del mundo pero no tienen el mérito. Una reverenda estupidez es decir: 'Lo hago sólo porque puedo'. Yo puedo patearles la cola a todos y cada uno de ellos, pero no lo hago. Pero no es por no querer ...

Nueve.
Mis dos mejores amigos de toda la vida (que no son amigos entre sí) se casan este año, el mismo fucking día a la misma fucking hora y no, tampoco se casan entre ellos, cada uno se casa con su novia. Lo cual me pone en un predicamento moral. En realidad es fácil, porque el primero ha sido mi amigo desde la secundaria y obviamente iré a su boda, pero el segundo fue mi socio en la mejor etapa de mi vida laboral y acaso me conoce más actualmente que el primero; así que será horrible faltar a su boda. Ni modo. Al que madruga Dios lo ayuda.

Diez.
Siento que me explota el pecho, y nada más diré al respecto. Estoy muy feliz. Realmente feliz. Como adolescente, inesperado, no hay tibieza en mi horizonte, me deslizo entre un extremo y otro de mis emociones y me siento vivo ... Por fin.

Ahora, nadie haga esta tarea o **** o como quieran llamarlo. Arruino la dinámica a propósito porque aunque estoy feliz (y sin cabeza), mi emo interno sigue viviendo para quejarse del mundo y alrededores.



¡¡¡ letem bi lait !!!

12 comentarios:

Dib dijo...

Somos tan parecidos... tal vez por eso me gusta tanto tu blog.

Yo tampoco he entrado a un starbucks, también me caga manejar, NO contesto a los que están como NO conectados en el MSN (de hecho, en mis MSN tengo como custom una advertencia para que no se enojen si no les contesto).

Pero eso sí, yo SÍ te gano en ajedrez.

PSA'huevo.

El Pinche Megah dijo...

Jajajaja, paseando hallé tu blog y sí, en mi blog personal puse mis cosas honestas pero no pegué imagen alguna, ni mucho menos proseguí con tan fastidioso imitativo de spam bloguistico.

Arte dijo...

ya van como 3 blogs en los que veo eso del starbucks y tengo miedo.. porque yo si voy.. ja!!
un dia pasale nomas pa ver what is all the fuzz about..

Confieso que yo aveces manejo como anti estress... especialmente en carretera amo gritar y decir: que te pasaaaaa trailer no me veeees!!! (aunque venga como a 5 km de distancia jaja)

Besos luisz!

Arte dijo...

ahh y que bueno que estas tan feliz!! :)

Rosada dijo...

Siempre es bueno saber este tipo de cosas... más no haré esa cosa.


Me niego!

felizcomohongo! dijo...

Una vez, siguiendo a mi hermana por inercia (de las poquisisisimas veces que salimos juntas) entre a un starbuck... y mis espectativas enormes marcadas por las opiniones de otros, se fueron al caño, ni muy muy, ni tan tan...
ni agua de calcetin de sanborns, no el cafe sin madre de veracruz...

de todas formas, si de cafe se trata, el cafe de carlo jajajaja cafe tostado por la mañana, molido al momento y echo en cafetera italiana...y mas si lo hago yo jajaja o el dueño.

Estupidamente feliz!!! eso es todo!!

te queyo horrible!

la chida de la historia dijo...

Creo que de esas 10 cosas honestas no puedo refutarte alguna... tu jipiez oculta, tal vez... Me dan ganitas de llevarte a un starfucks... namás que a mí sí me caga... Soy testigo.. oh sí de tu furia del volante... (y me das miedo)... Jamás jugaría ajedrez contigo.. quizá te ganaría, no lo sé... pero he descubierto que ya no me gusta jugarlo... y con la pinche aprehensión que te cargas para con todo... mejor nel!...

¿Odias a las mujeres?... mamón que eres!... Lo cierto y estoy totalmente de acuerdo... sí sí, demasiadas mujeres en tu vida... podría nombrarte 2 que 3 que te andan sobrando.. pero shhh!!! no lo haré!...

Sigue sonriendo... eso es algo que sí me gusta ver en ti... contentito, feliz... chido!... Así y con todas tus manías... te quiero, solecito!...

Oye, oye... te quiero adoptar como mi hermano mayor... ¿aceptas?... de todos modos ya haces lo que haría uno de esos... ¿tons?

Besillos, abrazos y un zape... jeje!..
Saludines!

Pato dijo...

Yo tengo un starbucks en el edificio donde trabajo, así que siiii... voy mucho; me encanta manejar, a veces me pongo como no conectada en el MSN (sobre todo cuando estoy muy ocupada), me dan igual los presumidos...en fin.

Eso si...

En lo que si estamos completamente de acuerdo es en el número 10... ;)

INDESEADA dijo...

No justifiques tu traición con tu felicidad inexplicable.
Ni modo, te estamos perdiendo, despúes andarás escribiendo en colectivos, pero como según tú eres un revolucionario, lo harás a medias como la meme, digamos que te publicarás como "churrumais con limoncito" (tu alter ego)y contarás una historia cursi de amor, solo por que estas "inexplicablemente feliz".
¬¬
I am disappointed.
Besos traidores.

Pandora! dijo...

Mira que obediente muchachito, bah! ya te lees asquerosamente feliz, jajaja como cambian las cosas en un momento.

Coincidimos con los starbucks, pero en mi casa si es por simple inconformismo. Prefiero mil veces una taza de café más barato y de una cafe pequeña, de esas acogedoras. Starbucks baah! refugio y guarida de los pseudointelectuales jajajajajaja

jess dijo...

Una palabra.

XD

Jolie dijo...

pues eres honesto y quiza por eso te ganaste la tareita

creo que yo me niego y me quejo y luego miento madres
hasta por los cafes de la sirenita...
pero sabes? a veces el que t otorgen un reconocimiento bien vale ponerse feliz

yo ya llevo 4 habrá un quinto malo?

je


:D me hace feliz que estes feliz que mas se puede pedir sino esos instantes intermitentes y totales!
:D yea¡

Related Posts with Thumbnails

... Gracias Dios por los dones que voy a recibir ...