viernes, 17 de julio de 2009

... El negocio del escarnio ...

.


Aunque mi moralidad pueda ser severamente cuestionada en varias vertientes, hoy sucedió algo extraño, extrañísimo que jamás hubiera imaginado. Algo que no debería me hizo reír muchísimo o bueno, no tengo idea si debía o no, después sentí vergüenza, después gracia combinada con incomodidad. Lo fue bueno que no pasaron más de dos minutos en las que todas esas sensaciones se me revolvieron. Explico:

Regresaba yo a mi casa después de una noche perfecta (y una película malísima, pero bueeeh), en el metro. En el metro regresaba a mi casa, no en el metro la noche perfecta. En la penúltima estación, antes de bajarme, una persona con curvas femeninas subió al vagón. Digo con curvas femeninas porque tenía la cara cubierta con un tapabocas azul de los recientemente famosos, lentes oscuros enormes y el gorro de la sudadera tapándole la frente. El cuerpo pasado de peso completamente cubierto con kilos de ropa, que sólo hacían que se viera más voluminosa de lo que era. Los guantes rojos de lavatrastes complementaban el outfit antiepidémico.

¡Oh imaginación poderosa!

Lo único que pensé fue que era una paranoica sobreviviente de la influenza, nada más allá. Las puertas del sistema de transporte colectivo se cerraron y ella se quedó de pie entre los asientos. Yo pensaba que le tenía tanto miedo a los gérmenes que no quería contagiarse de nada, aún estando sentada. Equis. Y entonces comenzó el espectáculo. Detrás de toda la tapadera comenzó la perorata con el consabido sonsonete de vendedor/merolico de metro:

"Amables pasajeros, disculpen la molestia que les vengo ocasionando, tengo SIDA, tengo mucha necesidad, si pudieran regalarme una moneda ..."

Hasta aquí todo normal, bueno, regular, nunca había oído que alguien clamara tener SIDA para pedir dinero. Me sentí taaan mil novecientos noventa, pero en fin, supongo, tampoco he conocido un enfermo de SIDA realmente ...

"... Si gustan pueden humillarme, patearme y burlarse de mí, me pongo de rodillas si quieren, tengo mucha necesidad, una moneda que no afecte su economía ..."

Y así, ad nauseam.

Pensé que tenga o no tenga SIDA, provee de un servicio muy útil a los estresados pasajeros del metro (a mí no, yo iba muy relajado y feliz). Por una módica moneda que no afecta la economía, puedes patear y humillar a una sidosa. Chale y re chale. Está bien que la necesidad sea cabrona, pero pensándolo bien, no es la primera persona que sé que se gana la vida así.

Les suenan:
















Personas y personajes hechos para ser objeto de burlas ya sea por su comportamiento, habladurías o simplemente porque su apariencia provoca a los otros a darles en su madre.

¡Pobres!





¡¡¡ letem bi lait !!!

12 comentarios:

Jolie dijo...

...

la chida de la historia dijo...

A veces me avergüenzo un poco de ti... argh!... pero a veces me avergüenzo tantito de mí al estar de acuerdo contigo...

Saludos hermanito!

Jolie dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jolie dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
La Diabla dijo...

te falto Sammy

Dib dijo...

La imagen de Paris Hilton (creo que era ella) con la Hamburguesa, no tuvo abuela.

Nunca me ha tocado ver algo así de degradante; y sería triste. Algo patético, si se me permite la palabra. Yo no le daría una moneda por el hecho de que tenga SIDA, eso no le impide trabajar, pero tampoco le pagaría para que me permitiera vapulearla.

Jolie dijo...

la ponzoña es buen negocio pero no lo hace a uno digno de poder leerse

vaya, y perdon pero tu mismo me dices a cada momento porque no te leen... esto es como venganza

revancha o ardidez?


esto me cabrea luisz
es como atacarme a mi


en fin

soy tan miserable como tu entonces

Sr. Durán dijo...

hablar sobre apariencias es sencillo cuando el ego se tiene tan por delante, o muy levantado pero hablar de ese modo también empobrece

Televisa es básicamente un claro ejemplo de como nos dicta tendencias y actitudes

pobre de ti

la MaLquEridA dijo...

Qué pena que hayas puesto a dos amigos mios ahí, no me parece lo que hiciste.
Tus motivos tendrás para hacerlo, pero creo que si no te gustan, nada más no los lees y asunto terminado.

esperomientrasterasuras dijo...

Cada quien escoge el papel que quiere interprerar en la vida, y a veces es risible para los demas.

uno decide como reaccionar ante cada una de las personas con las que nos topamos.

el sentido comun dicta que con respeto. pero a veces lo olvidamos.

Pero a veces son risibles

No puedo criticarte,por que muchas veces se nos barre... mas de lo que quisiera!!

besitooooos

Mariana con M dijo...

pues la mera verdad es
que no serìas nunca blogstar y mucho menos objeto de paparazzis
no eres un techado de virtudes y aun asi te das el lujo de escribir sobre otros aunque no seas muy brillante

ni ojos encantadores
y la vainilla tiene un olor tan penetrante que me harta

me leí un par de tus textos pero aun con tanta desfachatez y sincera desverguenza pensaba de repente que estaria leyendo ¡ensayos!

bueno ya basta de parloteo

Elphaba dijo...

mmm... alguien me puede aclarar que es un "techado de virtudes"?
Enough, no?

Related Posts with Thumbnails

... Gracias Dios por los dones que voy a recibir ...